A toda la familia franciscana y fraternidades locales de la Orden Franciscana Seglares de Cuba.

Con motivo del fallecimiento del pasado viernes 26 de Julio del 2019 en horas de la mañana del quien fuera por más 30 años Arzobispo de la Arquidiócesis de San Cristóbal de La Habana S.E.R Cardenal Jaime Lucas Ortega Alamino. La Orden Franciscana Seglar de Cuba lamenta su perdida, pero con la esperanza de que ya goza de estar en la presencia de Nuestro Padre Celestial y acompañado también por Nuestra Madre del Cielo del cual el profesaba una gran devoción. Hombre de una Fe admirable, entregado a la Iglesia y un gran mediador ante Iglesia, estado y sociedad. Un verdadero pastor, profeta, hombre lleno de esperanza, afable y risueño. También incomprendido por muchos de dentro y fuera pero amado por muchos que le admiran lo aprecian y lo vemos como un regalo, ser especial enviado por Dios para servir y amar como el amo a su prójimo a través de las fundaciones, instituciones caritativas como CARITAS y sus múltiples proyectos, educativas como: Instituto eclesiástico de Félix Varela, círculos infantiles atendidas por las religiosas, retorno y entrada de sacerdotes y nuevas órdenes, congregaciones, institutos de vida consagradas entre muchas obras realizada por su persona. La Orden Franciscana Seglar Cubana le agradece su testimonio de entrega a la Hermana Muerte con su oración permanente, su alegría al recibir a sus hermanos junto a su lecho y su presencia apacible, tierna y llena de Luz de Cristo en nuestros encuentros eucarísticos, le dice gracias, muchísimas gracias Dios Padre del Cielo por haber enviado a nuestra nación e iglesia a un ser tan especial como ha sido nuestro Jaime Lucas Ortega Alamino, sacerdote, profeta, pastor y gran mediador ante los hombres de Cuba y el mundo. Que descanse en paz en la presencia de Nuestro Padre del Cielo, acompañado de la Virgen, de sus ángeles y sus santos ruega por nosotros. PAZ Y BIEN